miércoles, 11 de noviembre de 2020

Opinión: Luis Velázquez

 Escenarios

 

•De Unanue, a doble fuego

•El Chapito y Morelli

•Políticos automáticos

 

Luis Velázquez

11 de noviembre de 2020

 

UNO. A doble fuego De Unanue

 

El diputado local, Juan Manuel de Unanue, es panista. Pertenece a la tribu de los Yunes azules. Los Yunes tienen los dados cruzados con Joaquín Guzmán Avilés, el presidente del CDE que lanzó a Pepe Mancha de la silla partidista, aun cuando, parece, le están enviando flores…

Y por eso mismo, se ha lanzado en contra de Guzmán Avilés. Y calificado de cacique y antidemocrático.

Y lo hizo, además, de manera oficiosa. De Unanue sueña con la candidatura a la alcaldía de Boca del Río y rafagueó a El chapito por la nominación jarocha.

Pero…, el alcalde Humberto Morelli es otro frente. Tiene su candidato. Se llama Jaime de la Garza y cada jueves regala comida en las colonias como parte de activismo inusitado.

 

DOS. Lealtad ciega…

 

Si en la política la virtud número uno es la lealtad ciega, De Unanue “tiró su espada en prenda” por la causa yunista.

Se opone a que “El chapito” favorezca al senador Julen Rementería, terco y testarudo igual que Miguel Ángel Yunes Linares, con la candidatura de su hijo, Bingen, para la presidencia municipal de Veracruz.

De Unanue arriesgó su nominación, aun cuando en la cancha pública se afirma que el candidato de Guzmán Avilés para Boca del Río es Francisco Gutiérrez de Velasco Urtaza, quien ya fue edil.

 

TRES. Se calibran tribus

 

El bombardeo del señor De Unanue expresa tormenta política que ya está.

El choque de trenes entre los Yunes azules y Guzmán Avilés y sus tribus y Morelli.

Y de continuar así, hasta el viejito del pueblo vislumbraría que el PAN, al fracturarse, arriesga el triunfo en las urnas en la elección de alcaldes, síndicos y regidores y diputados locales y federales.

Por ahora, claro, y considerando que la elección partidista de los candidatos será hacia el mes de marzo, quizá abril, unos y otros se están calibrando y midiendo.

De aquí para entonces falta mucho tiempo. Y los dimes y diretes seguirán. Más, porque tanto Bingen como los otros aspirantes y suspirantes por la candidatura están en abierta precampaña.

 

CUATRO. Políticos automáticos

 

El diputado es leal a los Yunes. Todo les debe. Sin ellos, quizá nunca habría dado el paso de empresario a político. Y como la política ya le gustó, entonces, como los políticos automáticos busca el siguiente paso. La alcaldía.

Bien pudiera, claro, reelegirse como diputado local. Quizá, brincar a la curul federal. Pero nunca será igual, por ejemplo, ser uno de los 50 diputados locales o uno de los 500 diputados federales a ser el jefe máximo en el Ayuntamiento de Boca del Río.

Además, con presupuesto propio para tejer y destejer.

 

CINCO. Cacique de Tantoyuca

 

Por eso, su bombardeo a Guzmán Avilés. De hecho y derecho, ya le declaró la guerra llamándole cacique. El dueño de Tantoyuca, le dijo. El cacique acostumbrado a imponer su voluntad, lo describió. La voluntad que ahora, dijo, pretende imponer en la zona conurbada Veracruz-Boca del Río.

 

SEIS. Camino de espinas

 

El diputado local tiró el primer golpe contra El chapito. Entonces, como “quien se lleva se aguanta”, ni modo, que los Yunes lo sigan protegiendo.

O en todo caso, continuar su fiebre declaratoria a los medios soñando en estrategia eficaz para posicionarse en el corazón electoral y ganar la preferencia en la encuesta, y en donde dado el activismo, su esposa y amigas abonan el surco social.

Con muchos meses de anticipación, las pasioncillas políticas están cobrando la factura azul. Tiempo suficiente para restañar heridas o desbalagarse. El Chapito ya tiene espinas y cardos en el camino.

 

Expediente 2020

El panteón particular

Luis Velázquez

11 de noviembre de 2020

 

En Veracruz, cada familia, cada persona, tiene un panteón particular. Es el cementerio donde reposan los suyos. Los amigos. Los compadres. Los vecinos.

Y es que muchos años después, casi tres décadas, de Patricio Chirinos Calero a la fecha, “la noche tibia y callada” de Agustín Lara se volvió un tiradero de cadáveres y un tiradero de impunidad.

Nadie se equivocaría si llamara a su panteón el fosario de sus héroes, mejor dicho, de sus mártires, aquellos asesinados en medio del oleaje de violencia, inseguridad, incertidumbre y zozobra.

Un día, de pronto, una bala perdida en un fuego cruzado. Un secuestro. Una desaparición. El ultraje en caso de una mujer. La tortura. El crimen. La cabeza decapitada y tirada por un lado en un municipio y el resto del cuerpo en otra demarcación.

Incluso, y sin ninguna duda, pudiera escribirse que todas y cada una de las familias de norte a sur y de este a oeste (en total, 8 millones y cacho de habitantes) tienen un pariente, un conocido, un compadre, plagiado, desaparecido y asesinado.

En la mayor parte de las familias hay niños huérfanos, parejas viudas, y hasta padres ancianos a la deriva social y económica porque el sustento del hogar (la madre, el padre) fueron ejecutados.

Por eso, pareciera que en Veracruz todos los días y noches son días y noches de muertos. Los llamados fieles difuntos del sexenio.

Y si en el himno nacional una estrofa dice “que un soldado en cada hijo te dio”, en el Veracruz de la izquierda encumbrada en el palacio de Xalapa un crimen en cada familia siembra horas oscuras.

 

LOS DÍAS SANGRIENTOS

 

Nadie al momento, un escritor, un poeta, un cronista, alumnos y maestros de la facultad de Letras de la Universidad Veracruzana, por ejemplo, los versadores de la Cuenca del Papaloapan, el jaranero de la iguana verde morando en el hombro, ha escrito una novela, un cuento, una poesía, sobre el dolor y el sufrimiento con tantos muertos en cada pueblo.

Veracruz, convertido en un río de sangre, ha sido incapaz de inspirar al Agustín Lara del siglo XXI, al Pepe Guízar del nuevo siglo, a la Paquita la del barrio, para escribir una canción sobre el largo y extenso panteón con los muertos de la violencia.

En Ciudad Juárez, Antonio Balderas y Jennifer López filmaron una película sobre las muertas.

En América Latina hay varios documentales sobre las dictaduras militares y el saldo de sangre en la República Dominicana, Argentina, Paraguay, Uruguay, Brasil y Cuba con el dictador Fulgencio Batista.

El poeta salvadoreño, Omar Cabezas, escribió poemas sobre los muertos en América Central.

El poeta Ernesto Cardenal dejó constancia en sus poemas sobre la represión en Nicaragua en el tiempo de Anastacio Somoza y de igual manera en el tiempo del ex sandinista, Daniel Ortega, convertido en dictador.

Quizá en Veracruz algún novelista, cuentista, poeta, habrán escrito un texto sobre los estragos de la violencia. Y una disculpa si es así y se desconoce. Pero ojalá pudiera publicarse, primero, para dejar un testimonio inapelable de los días sangrientos padecidos, y segundo, para crear y recrear conciencia social de que vivimos el peor de los mundos sórdido, siniestro y sombrío, con la esperanza de que con un milagro “y un poquito de gracia y otras cositas” como “La bamba”, pudiera controlarse, mejor dicho, desaparecer.

Mientras, en cada pueblo, el panteón particular de las familias aumenta como los peces y los panes, los ácaros y la humedad.

Algún día cuando un historiador escriba sobre la década de los años 20 en el siglo XXI la palabra Veracruz tendrá como sinónimo, quizá ya, la palabra infierno.

Un infierno llamado Veracruz.

 

VIOLENCIA EN TIEMPO DE PAZ

 

En unos casos, las familias tienen su panteón con el cadáver de la familia sepultado. Pero en muchos, muchísimos hogares, la persona fue secuestrada, desaparecida y asesinada y nunca, jamás, sus restos encontrados.

Son los casos de cientos, miles quizá de familias buscando a sus desaparecidos en fosas clandestinas, en comandancias policiacas, en cuarteles, cárceles y hospitales.

Una búsqueda agobiante y desesperada por encontrar una pista, un rastro, la punta del iceberg que pudiera llevarlos a la ubicación de los suyos.

Hijos, hermanos, padres, chicos, mujeres y hasta ancianos, que un día fueron plagiados y nunca, jamás, jamás, jamás, ubicados, reproduciendo en Veracruz el tiempo de las dictaduras militares cuando los poderes constitucionales eran propiedad de los generales implacables y despiadados.

En aquel tiempo, tiempo de guerra. Aquí, en Veracruz, los desaparecidos en tiempo de paz. La paz de los sepulcros, claro.

Mujeres secuestradas, violadas, torturadas, asesinadas, decapitadas, calcinadas, cercenadas, pozoleadas y sepultadas en fosas clandestinas.

Un Veracruz sangriento. Saña y barbarie como modelo policiaco, social y político y que suele terminar en el panteón privado de cada familia.

José Martín, el poeta, cronista y el guerrero de la libertad en Cuba, lo escribió de la siguiente manera: “En mi corazón traigo el dolor y el sufrimiento de los míos”.

Todos en casa lloramos a una víctima de la violencia. Un familiar. Un amigo. Un conocido. Un vecino.

Un panteón gigantesco, más desolado que todos los cementerios, llamado Veracruz, porque fueron asesinados en el oleaje de violencia que el Estado ha sido incapaz de combatir.

 

Barandal

 

•50 años de un fotógrafo

•Idealista y soñador…

•Abdón Almanza Luna

 

Luis Velázquez

11 de noviembre de 2020

 

ESCALERAS: El fotógrafo Abdón Almanza Luna es una leyenda. Más de cincuenta años en el gremio reporteril. Una vida contando historias. Ha hecho lo que ha podido. Lo más importante, vivir. Vivir en reposo y con prudencia y mesura. Y tolerancia. Un carácter apacible y tranquilo. Sin comprar pleito. Ni meterse en las patas de los caballos.

Caminó por varios periódicos, historia de vida de un periodista que es. Estuvo en La Noticia, La Nación, El Dictamen y Notiver…, hasta desembarcar en “El boqueño”.

 

PASAMANOS: En un momento estelar, igualito que la mayor parte de los trabajadores de la información, soñó con un medio propio. Entonces, y partiendo de cero, alentado por su fe, lanzó un periódico. Se llama “El boqueño” que tiene como epicentro Boca del Río, donde un tiempo fue fotógrafo en el Ayuntamiento.

El mismo reportea y escribe. Él toma las fotos y selecciona y escribe los pies de grabados. El mismo diseña. El mismo imprime. El mismo distribuye y circula. El mismo vende los anuncios comerciales. Él mismo cobra. El administra las carencias.

Años después, apoyado por los hijos.

 

CORREDORES: De algún modo, y a cada quien lo suyo, recuerda a Bartolomé Padilla con su periódico “Consenso” donde era el hombre universal, pues también a todo le hacía. Incluso, lo imprimía en la Ciudad de México y se lo echaba al hombro de la imprenta a la Tapo y luego, aquí, en la ciudad jarocha, lo distribuía de estanquillo.

Abdón Almanza es un hombre solitario. Nunca en los 50 años se le ha visto, por ejemplo, en un desliz etílico. Nunca fuma. Acaso, calambres en el corazón amoroso.

 

BALCONES: Vive con la medianía del salario reporteril. Parece, en una colonia popular, donde como nunca pudo comprar, o quiso, un automóvil, se traslada en autobús urbano de pasajeros o en taxi, según la premura.

Muchos años de su vida cubriendo el aeropuerto Heriberto Jara. El movimiento de pasajeros.

Y si un colega necesita unas gráficas es generoso. Las toma y nunca cobra un centavo. “Somos amigos” dice y se retira a su chamba. Y da palmazo cariñoso en la espalda o el hombro.

 

PASILLOS: Días anteriores, alguien por ahí publicó en facebook su muerte. Nunca el dato fue confirmado y fue tomado por un reportero local. Y lo publicaron. Y hasta en portada, dada, digamos, su vida profesional y don de gentes y los amigos cultivados en el oficio.

Entonces, un par de nietas “aclararon paradas”, el abuelo está vivo, chambeando, haciendo lo que desde hace más de 50, 60 años quizá: contar historias a través de la cámara fotográfica.

Hoy miércoles, parece, un grupo de reporteros le ofrecerá un desayuno. En las redes sociales le garantizaron más vida.

 

VENTANAS: Abdón Almanza forma parte de la generación del siglo anterior. Muchos colegas se han ido.

Y mientras los boxeadores, los futbolistas y los beisbolistas, entre otros, se retiran y jubilan, incluso, los escritores cuando les cae el Alzheimer, los trabajadores de la información sueñan con seguir contando historias un segundo antes de morir.

Almanza está en el frente de batalla. Se mantiene. Con todo, y gracias a su periódico, “El boqueño” ha conservado su libertad, lo más importante en la vida de un reportero, un fotógrafo, un camarógrafo.

Además, en su historia se conjuga la verdad universal. Los mejores reporteros se forman en la calle y en la sala de redacción, oliendo la tinta todas las noches y volviéndose un adicto del ruido de la rotativa imprimiendo a velocidad insólita la edición de cada amanecer.

 

Malecón del Paseo

 

•Buen cineasta

•Mal profeta

•La dictadura perfecta

 

Luis Velázquez

11 de noviembre de 2020

 

EMBARCADERO: Luis Estrada es un buen cineasta, pero un mal profeta… En todo caso, como mexicano se habría equivocado cuando el 16 de octubre del año 2014 lanzó la película “La dictadura perfecta”, donde vislumbraba que, en el año 2018, la población elegiría a un presidente de la república corrupto, deshonesto, pillo, ladrón y asesino… El sucesor de Enrique Peña Nieto fue López Obrador, el político de izquierda …. El filme está interpretado por Damián Alcázar, quien muchos años antes, quizá en la juventud dorada, trabajó en el área de Teatro de la Universidad Veracruzana…

 

ROMPEOLAS: Damián Alcázar interpreta a un gobernador, Carmelo Vargas… Y Carmelo encarna la peor herencia histórica del priismo… En su entidad federativa es un cacique, “señor de horca y cuchillo”… Dueño de las pelotas, hace y deshace y su estado es una especie de hacienda porfirista… Incluso, igual que los caciques, mata y ordena matar… Es más, él mismo asesina a balazos y en la cabeza a quienes considera enemigos, adversarios y desleales… En nombre del poder vive de maravilla para arriba… El sexo, el alcohol y la droga lo caracterizan…

 

ASTILLEROS: Peor tantito: el cartel más importante del Estado que gobierna está a sus órdenes… El mismo lo controla… Un cartel que cuelga cadáveres de los puentes y los árboles… Y que también secuestra y desaparece… Es más, ordena secuestrar a unas niñas gemelas como elemento distractor luego de haber sido acusado con video en cadena televisiva nacional de aceptar dinero del narco… En aquel mundo atroz, sórdido y siniestro, ordena acribillar y matar a los opositores tercos y obstinados, así sean diputados locales, uno de ellos, el más feroz, interpretado por Joaquín Cosío…

 

ESCOLLERAS: Carmelo Vargas sueña con la candidatura presidencial... Y desde Los Pinos envían un calambre… La televisora más famosa le publica un video besando dólares fresquecitos enviados a su despacho por los narcos… Entonces, contrata paquete millonario de publicidad con la televisora para purificar su imagen de sátrapa y corrupto y al mismo tiempo, para preparar su nominación camino a “la grande”… Simple y llanamente se trata de la imagen del político más corrupto en la historia nacional, antes y después del PRI, el partido único, aquel que sirviera de modelo a Mario Vargas Llosa, Premio Nobel de Literatura, para hablar de “la dictadura perfecta” en el país…

 

PLAZOLETA: La película fue filmada en el año 2014, cuando el presidente de la república era el priista Enrique Peña Nieto… Doce años antes, el panismo se había metido a Los Pinos con Vicente Fox y Felipe Calderón… Y como el tricolor recuperara la jefatura del Poder Ejecutivo Federal, quizá el cineasta Luis Estrada sintió, creyó, oteó que el PRI iniciaría de nuevo la reconquista del poder y para siempre… Por eso, su profecía de que en el mes de diciembre del año 2018 otro político pillo y ladrón gobernaría el país…

 

PALMERAS: Falló… Sus asesores políticos y sociales se equivocaron… Leyeron mal el zodíaco y echaron mal las cartas… Quizá los desdeñó… Sus contemporáneos, Guillermo del Toro y Alejandro González Iñarritu han apostado a la ficción y a la ficción a partir de la realidad social, pero sin meterse en asuntos políticos… Y cuando ha sido tal cual, caso de Iñarritu con la película Roma, se concentró en historias pasadas… Nada de adivinar el futuro… Epigmenio Ibarra, antiguo camarógrafo mediático, incursionado ahora en el cine, apostó a López Obrador y acertó y ahora está “en los cuernos de la luna”…

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Presenta presidente de "Esperanza Veracruzana" una iniciativa de ley para apoyar a la población en casos de emergencias

De la Redacción/Noticias El Líder Córdoba, Ver., 28 noviembre 2020.- Con el objetivo de apoyar la situación económica de la ciudadanía en e...