martes, 10 de noviembre de 2020

Opinión: Luis Velázquez

Escenarios

 

•Yunes, cargada

•Alcaldía jarocha

•Disputa azul

 

Luis Velázquez

10 de noviembre de 2020

 

UNO. Yunes, cargada

 

El panista Miguel Ángel Yunes Márquez fue destapado. Inminente candidato a presidente municipal de Veracruz. Dos veces ya fue alcalde. En Boca del Río. Ahora, va por la otra parte de la zona conurbada.

Antes, en el año 2018, fue candidato azul a la gubernatura.

Entonces, quizá habrá sido derrotado, primero, porque de hecho y derecho contendía frente al fenómeno electoral llamado López Obrador.

Y segundo, quizá, por el nepotismo, el tráfico de influencias y el conflicto de intereses.

 

DOS. Visto bueno electoral

 

En caso de ultra contra súper confirmarse su nominación en la contienda interna del PAN, su hermano menor, Fernando, es presidente municipal.

Sería, digamos, otro caso de nepotismo. Pero…, todo indica, los tiempos han cambiado.

Por ejemplo: una cosita es que sea candidato y otra que la población electoral lo mire con simpatía en las urnas. Y si vota por su fórmula significará que los ciudadanos están de acuerdo. Lo aprueban y avalan.

 

TRES. Heredaban el poder jefes tribales

 

De ser así, la enseñanza del relato bíblico cobra vigencia. Los jefes tribales heredaban el poder político, económico y social a los hijos, así tuvieran 9 años de edad, y lo insólito, por el resto de la vida.

Bastaría referir que la hija y el yerno de Donald Trump en la Casa Blanca de Estados Unidos son Ministros sin Cartera, poderosos en la toma de decisiones. Con todo y que el país vecino se declara el paladín democrático del mundo.

Bastaría mirar Oaxaca, por ejemplo. Alejandro Murat, el góber, es hijo de José Murat Casab, quien también fue jefe del Poder Ejecutivo Estatal.

Un hijo de Manuel Bartlett, director general de la Comisión Federal de Electricidad, estaba, o está, en los negocios oficiales, con el visto bueno del padre.

 

CUATRO. Ajedrez político

 

Durante muchas semanas, la comentocracia política ubicaba a trío de legisladores del PAN en la recta final para la candidatura a la alcaldía jarocha, por cierto, la más jugosa del estado con mil 400 millones de pesos de presupuesto anual.

Una, la senadora Indira Rosales. Dos, la diputada local, Marijose Gamboa Torales. Y tres, el diputado local, Bingen Rementería.

Y, bueno, si en efecto se mantiene, Yunes Márquez en el juego del ajedrez político, entonces, intensa será la jornada interna en el PAN para su nominación.

En todo caso, hay más cargos públicos ofertados en el tendedero público (alcaldías y diputaciones locales y federales, unis y pluris) que aspirantes fuertes en el PAN.

 

CINCO. PAN y MORENA, en el ring

 

En el otro lado de la cancha, MORENA, par de aspirantes, por lo pronto. El diputado federal, Ricardo Exsome Zapata, destapado por la secretaria de Energía, Rocío Nahle, y amigo del nuevo líder, Mario Delgado, y la reportera Rosa María Hernández.

Y en el PRI, la dirigencia local destapó a varios, entre ellos, a la diputada federal, Anilú Ingram, y al subprocurador de Justicia en el fidelismo, Gabriel Pérez, El Chopo.

El politólogo del barrio dice que la lucha electoral estará, sin embargo, en par de partidos. PAN y MORENA.

 

SEIS. Lucha de tercos y testarudos

 

Miguel Ángel Yunes Márquez fue destapado en el diario Notiver a 8 columnas en la edición del 30 de octubre con titular sugerente: “¡Quieren a Chiki-Yunes!”.

El galán del barrio diría que “este arroz ya se coció”. Pero… falta la contienda interna y en donde el senador Julen Rementería del Puerto apostará “hacha, calabaza y miel”, terco y testarudo como Yunes Linares, para que su hijo Bingen quede con el premio de los 64 mil pesos.

 

Expediente 2020

La vida en Veracruz

Luis Velázquez

10 de noviembre de 2020

 

La vida está construida de tragedias. Y en la lista de tragedias en Veracruz y que así estamos llegando al segundo informe de gobierno, figuran las siguientes:

1) El coronavirus. Todos los días aquí parece Día de Muertos. Y contagiados. Uno, claro, es el dato oficial. Otro, el dato que camina de “boca en boca” con mayor número de fallecimientos.

2) La pandemia de la inseguridad. Veracruz, segundo lugar nacional en feminicidios luego del Estado de México según el último reporte del año. Primer lugar nacional en secuestros y extorsiones. Tiradero de cadáveres de norte a sur y de este a oeste.

3) Todos los días, fuego cruzado entre las corporaciones policiacas y los malosos. La última semana, seguiditos, en Poza Rica, Sayula de Alemán y Atzalan. Y en Atzalan, caray, contra un ex presidente municipal.

4) Cada muerto en Veracruz por lo general deja hijos huérfanos y pareja viuda. Incluso, padres ancianos a la deriva social pues suelen depender de ellos. Cada asesinado es una historia de vida.

5) Una es la pesadilla de la secretaría de Seguridad Pública con su principio de Peter. Otra, la pesadilla de la impunidad. Más grave en el caso de los feminicidios. Una mujer, por vez primera en la historia local, al frente de la Fiscalía General. “Aquí mando yo” definió como filosofía política y social.

6) La pandemia generó otra tragedia. Mayúscula. La recesión. Número incalculable de empresas, negocios, comercios, changarros, industrias y fábricas quebradas. Cerradas, incluso. Y, por consiguiente, el desempleo creciente, descarrilado, fuera de control.

7) Nunca antes en la historia local paisajes dantescos. Montón de meseros pidiendo limosna en la vía pública. Músicos llevando serenata a los presidentes municipales para que les abrieran una oportunidad laboral. La secretaría de Desarrollo Económico poniendo un tianguis de higos, mangos y pambazos en Xalapa. La SEDECO, ofreciendo préstamos de diez mil pesos a los pequeños empresarios. “La mejor comida es el hambre” exclama un personaje de Jon Lee Anderson en su libro de crónicas y reportajes, “Guerrillas”.

 

RETRATO DE UN PUEBLO

 

8) 6 de los 8 millones de habitantes de Veracruz en la miseria y la pobreza. Medio millón de paisanos solo hacen dos comidas al día, y mal comidas, dada la precariedad en que están “atrapados y sin salida”. De hecho y derecho, entre la espada y la espada. Un millón de paisanos en Estados Unidos como migrantes sin papeles, expuestos a la otra tragedia como es la desintegración familiar. Pueblo rico, pródigo en recurso naturales, habitado por gente jodida.

9) Uno de cada 3 jefes de familia lleva el itacate y la torta a casa con el ingresito obtenido en el changarro. Trabajadores informales.

10) Veracruz, primer lugar nacional en la producción y exportación de trabajadoras sexuales. Ni modo, vender el cuerpo para llevar dinerito a casa.

11) Veracruz, primer lugar nacional con adolescentes embarazadas. Primer lugar nacional en abortos y clandestinos. Primer lugar nacional en cáncer de mama.

12) 550 mil analfabetas de 14 años de edad en adelante. Un millón de paisanos con la escuela primaria inconclusa. Otro millón con la secundaria incompleta. 600 mil con el bachillerato a medias. De cada cien niños egresados de primaria, solo diez llegan a la universidad. Solo uno se titula. Veracruz, en el sótano de la calidad educativa. Por fortuna, la LXV Legislatura dio muerte al Sufragio Efectivo, No Reelección, y los presidentes municipales, síndicos y regidores y diputados locales pueden reelegirse y/o brincar a otro cargo público. Las castas divinas de la política. Los privilegiados. La gente bonita, gente VIP.

13) “De la noche tibia y callada” de Agustín Lara brincamos al peor infierno. Cadáveres colgando de los puentes. Cadáveres flotando en los ríos aguas abajo. Cabezas decapitadas abandonadas en las mesas de bares y antros. El cadáver tirado en un municipio y la cabeza decapitada en otro. Crímenes infames de niños, mujeres y ancianos. Una tragedia sórdida, siniestra y sombría.

 

LA 4T EN VERACRUZ

14) El legado histórico de Javier Duarte con los desaparecidos y la desaparición forzada y las fosas clandestinas se multiplica como los peces y los panes. El gobierno de MORENA en Veracruz también tiene sus desaparecidos. Entre otros, y los más trascendidos, los 7 comerciantes de Ciudad Mendoza y Río Blanco. Los 5 jóvenes de Xalapa desaparecidos en Emiliano Zapata. Incluso, hasta detenidos… muertos en el cuartel de San José.

15) Inverosímil, insólito, los más de veinte Colectivos, integrados con familiares con hijos desaparecidos, buscando a los suyos en un Veracruz incapaz de garantizar la seguridad en la vida. Quizá, la peor tragedia, pues está canijo, doloroso, que de pronto, un hijo, un hermano, un primo, un sobrino, un tío, salgan de casa a un mandado, una tarea pendiente, el trabajo, y desaparezcan sin dejar huella. Como “si la tierra se los tragara”. Como si volaran al cielo como Remedios, la bella, en la novelística de Gabriel García Márquez, Cien años de soledad. Peor, que varios meses y años después, las familias sigan buscando y buscando y buscando, y el Estado, indiferente.

16) De postre, el reporte de la Auditoría Superior de la Federación de que en el año 2019, primero de Cuitláhuac García, hay un presunto desvío de dos mil 413 millones de pesos de recursos federales, igual, igualito que en el primero y segundo año de Javier Duarte.

Es Veracruz. El otro Veracruz. El Veracruz, más allá del palacio de la salsa, de las picadas y gordas, del lechero de La Parroquia, de los cócteles a la orilla del Golfo de México, de “La bamba” y “El tilingo lingo”, de los toritos, de la flor más bella del ejido, de Paquita la del barrio y Yuri, del danzón en el zócalo y frente a Los Portales, de la misa dominical de doce en la Catedral.

 

Barandal

 

•Una vida ejemplar

•El hombre exitoso

•José Luis Lobato Campos

 

Luis Velázquez

10 de noviembre de 2020

ESCALERAS: Ninguna vida legó tantas razones aspiracionales como José Luis Lobato Campos.

Una: egresado de la Escuela Normal Veracruzana, maestro de escuela primaria, estudió las carreras de Contaduría y Leyes en la Universidad Veracruzana… al mismo tiempo. Una en la mañana y otra en la tarde.

Dos: fue secretario de Educación con Dante Delgado Rannauro en el cuatrienio. Diputado local y senador de la república. Director del Instituto de Pensiones con Rafael Hernández Ochoa.

Tres: un tiempo de su vida jugó en las grandes ligas en la Ciudad de México donde se desarrolló como líder sindical y político.

 

PASAMANOS: Cuatro: además de su intensa vida pública fue empresario. Entre sus grandes logros, una editorial donde imprimen libros, incluso, libros de texto, y una funeraria, en la ciudad de Xalapa.

Cinco: alternaba la vida política con la empresarial. Pero siempre apostando a la vida pública.

Seis: fue priista y durante un momento estelar de su vida, cuando el presidente Ernesto Zedillo ordenó al gobernador Patricio Chirinos Calero encarcelar a Dante Delgado Rannauro, renunció al PRI y abanderó la nueva causa partidista de Dante, como fue Convergencia por la Democracia.

 

CORREDORES: Siete: fue un amigo extraordinario, fuera de serie, leal. Por ejemplo, al lado de Dante. También, amigo en el sexenio de Hernández Ochoa de Miguel Ángel Yunes Linares, separados por las pasioncillas políticas en el Chirinismo, su grandeza moral le hizo perdonar a Yunes y de nuevo reanudaron la amistad.

Ocho: una vida de éxito. Éxito en la política. Éxito en la tarea empresarial. Y éxito en la vida personal con el acelerador metido hasta el fondo y el tanque lleno de gasolina y un bidón además para nunca detenerse en la gasolinera.

 

BALCONES: Nueve: en el Instituto de Pensiones del Estado, IPE, marcó un antes y un después. En su tiempo, por vez primera el IPE alcanzó la plenitud financiera. Fundó hoteles y cines y tiendas de servicio para garantizar la eficacia económica del Instituto y durante aquel sexenio, todos florecieron, sin sobresaltos, corruptelas, pasiones ni tentaciones políticas.

Luego, y por desgracia, llegaron otras administraciones que poco a poco estrangularon la capacidad financiera del IPE hasta ahorcarlo.

Por ejemplo, cuando la Reserva Técnica fue desviada, quizá, a tareas políticas o con sentido patrimonialista.

La audacia y pericia empresarial de Lobato Campos aplicada al IPE.

 

PASILLOS: Diez: como pocos, excepcionales políticos, separó su vida pública de su vida empresarial.

Por ejemplo, los hoteles Xalapa y Chachalacas fueron un éxito, en tanto, sus negocios eran la funeraria y la editorial. Digamos, polos opuestos. Rayas bien marcadas.

Once: siempre tuvo un pie en Veracruz, y otro, en la Ciudad de México. En el viejo Distrito Federal, ligado a tribus políticas. Amigos aquí y amigos allá. Grupos aquí y grupos allá. Siempre miró el bosque, nunca se detuvo en el árbol. Siempre actuando en la vida desde la azotea, nunca desde la planta baja.

 

VENTANAS: Doce: tenía amigos de su edad, y amigos mayores, y quienes lo orientaban y reorientaban. Pero también, amigos jóvenes, entre ellos, Miguel Ángel Yunes Linares, Dante Delgado y Carlos Padilla Becerra, entre otros. Y siempre, con ellos, más todavía, en el tiempo de las vacas flacas y de los vientos huracanados, por ejemplo, en el sexenio de Agustín Acosta Lagunes, quien persiguió a tres de ellos.

Incluso, en aquel sexenio se asoció con unos periodistas para crear en Xalapa un periódico que se llamaría “Imagen”. Y entre Acosta Lagunes y el subsecretario, entonces, de Gobierno, Ignacio Rey Morales Lechuga, asestaron golpe de Estado para pulverizar aquel sueño.

 

Malecón del Paseo

 

•Mejor regalo a los hijos

•Una brújula para caminar

•La figura de un topo

 

Luis Velázquez

10 de noviembre de 2020

EMBARCADERO: El mejor regalo a un hijo, dice un amigo reportero ya jubilado, es una brújula que siempre los lleve en el camino… Cada año, él sigue obsequiando un trío de brújulas a sus hijos y ellos tienen una gigantesca colección que bien pudieran integrar un museo… Incluso, tienen brújulas diminutas que las mujeres suelen cargar en la bolsa de mano y los hombres en la bolsa de la camisa… Incluso, el símbolo con que ellos se identifican es una brújula… La cargan y utilizan como el marinero en noche huracanada…

 

ROMPEOLAS: Antes, mucho antes, el amigo decía que la mejor herencia a los hijos es una carrera profesional… Luego, cuando miró la reñida competencia laboral dijo que una maestría y después que un doctorado… Entonces, cuando tuvo conciencia de la lucha en el palenque laboral dijo que nada como una brújula para reorientarse cuando el camino lo sientan perdido… Y cosas de la fe y la esperanza, la brújula ha funcionado…

 

ASTILLEROS: Otro amigo prefiere regalar elefantes a los hijos… Dice que los elefantes son los animales más prudentes de la selva, más fríos y calculadores, más pacientes… Son tan sabios, dice, que cuando se quedan petrificados en realidad están cavilando dando vuelta a sus emociones y percepciones, mejor dicho, al instinto para dar el siguiente paso… Mejor todavía: son tan sabios que cuando sienten la muerte cercana se retiran de la manada y en la selva buscan la cueva más apartada y confinarse y esperar la muerte… Ellos saben, huelen, olfatean que su tiempo ya se cumplió y es hora de dar la oportunidad a los nuevos elefantes…

 

ESCOLLERAS: Otro amigo regala figuras de porcelana de topos a los hijos… El topo de Carlos Marx, su figura simbólica para enaltecer que la cualidad más importante en la vida es la frialdad humana con que se sienten, perciben, miran y piensan todas las circunstancias… Carlos Marx decía que el topo, que suele vivir en el subsuelo, de pronto, escarba y se asoma a la superficie de la tierra… Y si olfatea tiempo y vientos favorables, entonces, sale de su escondite… Y si siente que los vientos son huracanados, entonces, vuelve a hundirse en la tierra y seguir esperando…

 

PLAZOLETA: El mejor regalo al escritor Carlos Monsiváis en la infancia lo recibió de su señora madre… Ella le obsequió una Biblia, pero, además, la indujo a que todos los días la leyera… La forma de contar historias, historias deslumbrantes, alucinó y sedujo al niño de 7 años… Y cuando cumplió los 9 años, Monsiváis había leído la Biblia completa… Incluso, aprendido de memoria montón de páginas… Más aún: desde los diez años de edad solía leer la Biblia una vez cada año y se la sabía al derecho y al revés… En sus novelas y cuentos, Ernest Hemingway, Francis Scott Fitzgerald, Gabriel García Márquez y Carlos Fuentes hacían citas de la Biblia…

 

PALMERAS: El regalo más fascinante al niño Rafael Guízar y Valencia se lo hizo su señora madre… Un rosario elaborado con hojitas de maíz, la artesanía indígena de su tiempo y todos los días rezaba, igual, igualito que el Sumo Pontífice, Juan Pablo II, quien solía orar ocho horas diarias, hincado, en su capilla en la Basílica… En sus giras en las regiones étnicas de Veracruz, Guízar y Valencia siempre cargaba aquel rosario de su señora madre y de pronto se sumía en el silencio y nadie lo interrumpía porque rezaba…

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Entrega Secretaría de Educación nuevo edificio al Tecnológico de Zongolica

  Zongolica, Ver., 21 de noviembre de 2020.- El Gobierno de Veracruz, a través de la Secretaría de Educación (SEV), entregó un edificio tipo...