miércoles, 28 de octubre de 2020

Opinión: Luis Velázquez

 Escenarios

 

•Adiós a las salas de cine

•Plataformas digitales

•Palomitas caseras

 

Luis Velázquez

28 de octubre de 2020

 

UNO. Adiós a las salas de cine

 

El chamán del barrio profetiza que día llegará cuando desaparezcan las salas de los cines. Serán relevadas por las plataformas digitales y la pantalla casera. Y será cuando las empresas tecnológicas inventen aparatos, Ipad y celulares, accesibles al grueso de la población.

Claro, hay celulares de 300 pesos, pero limitados en posibilidades. Será, entonces, cuando los cel. de 300 pesos estén abiertos a recibir películas.

 

DOS. Cines, al museo

 

La profecía del chamán es sencilla. Cuestión de lógica, dice. Por ejemplo, por ahora existen, parece, un trío de plataformas digitales (Netflix, HBO y Amazon) donde se ven montón de películas, incluso, de estreno. Es más, sin estrenarse en los cines tradicionales.

Desde luego, el servicio cuesta. Y también la compra del Ipad. Pero cuando los aparatos estén abiertos a las posibilidades económicas, sobre todo, de los pobres y de quienes, incluso, viven en la miseria, las salas de cine formarán parte del museo de la historia cinematográfica.

Ellas habrán cumplido misión apostólica en la tierra.

 

TRES. Palomitas caseras

 

Habrá quienes objetarán que nunca se saborea una película en el cine en el anonimato de la sala oscura que en casa.

Cuestión de enfoques. Por ejemplo, si se trata de las palomitas, más sabrosas son las palomitas caseras. Igual que los chetos. Y el refresco de cola se vende por todos lados.

La clave está en que las Ipad se abaraten y los celulares tengan los servicios posibles así cuesten 300 pesos.

En los días del coronavirus la población ha visto cientos de películas en el Ipad. Basta y sobra con tener Internet en casa.

 

CUATRO. Cines desaparecidos

 

Otro dato resulta indicativo para el chamán del barrio. En la ciudad de Veracruz, por ejemplo, los cines han desaparecido.

Entre otros, los siguientes: Veracruz, Reforma, Victoria, Díaz Mirón, Picolo, Agustín Lara, Toña la Negra y Buñuel. Incluso, los cines de la plaza comercial Mocambo.

Los cines están en las plazas comerciales de Boca del Río. Desde Las Américas y El Sol hasta El Dorado.

Parece hay, sin embargo, par de cines en la avenida Díaz Mirón en nueva plaza comercial construida por la familia Chedraui.

Las salas de cine, sin embargo, tienden a desaparecer.

 

CINCO. Noticieros en el IPAD

 

Entre Netflix, Amazon y HBO está la competencia. Cada una, lanzando estrenos y con buenos actores y mejores filmes.

Incluso, con series fílmicas, en muchos casos, llegando a unos 70, 80, 90 y cien capítulos, Y todos, estremecedores.

La nueva generación de artistas del mundo en películas estelares.

Ojo, en unos casos, ya lanzaron el primer noticiero en el día con día. Y de continuar, hasta los noticieros televisivos convencionales serán desplazados.

Es el nuevo hit en el mundo. Un cronista, ganador de 4 premios nacionales de Crónica y del premio Internacional de crónica de la fundación Gabriel García Márquez, Alejandro Almazán, dejó de publicar textos periodísticos para escribir guiones cinematográficos para plataforma tecnológica.

“Gano mucho más, dijo a su amigo Noé Zavaleta, corresponsal de Proceso en Veracruz, además de que ahora me leen millones de personas en el mundo”.

SEIS. Piyamadas en casa

 

Ojalá y los genios tecnológicos se ocuparan de Ipad y celulares a precios accesibles y con los servicios porque, entonces, significarán una novedad insólita, además de registrar una demanda popular inusitada.

Cine ahora en casa y desde casa. Las piyamadas de los cines el fin de semana serán más agradables porque todos terminarán mirando el último estreno cinematográfico.

 

Expediente 2020
Locura jarocha
Luis Velázquez
28 de octubre de 2020


Caray, 14 partidos políticos en Veracruz, una locura. Simple y llanamente, una locura leer los nombres de 14 candidatos a presidentes municipales o diputados locales y elegir uno. De entrada, "tan bueno el pinto como el colorado".
Pero al mismo tiempo, inaceptable en un Veracruz donde luego de 78 gobernadores 6 de los 8 millones y cacho de habitantes están en la miseria, la pobreza y la jodidez.
Tal constituye el resultado de los partidos en Veracruz, digamos, del año 2018 para atrás.
En Estados Unidos, la nación más poderosa del mundo, solo hay dos partidos políticos. El Demócrata y el Republicano.
En Veracruz, sin embargo, 14 ofertas electorales para que la población pueda elegir, hacia mediados del año entrante, ajá, aplausos, hosanna, hosanna, a los políticos honestos, honrados "a prueba de bomba", eficientes, eficaces, competentes, con inapelable vocación social, casi casi unos místicos, los mejores entre los mejores.
14 opciones para que a la mera hora gane, como decía el politólogo italiano, Giovanni Sartori, el que haya tenido más dinero y más control del poder y del aparato gubernamental.
De principio, los ancianos de Veracruz se verán confundidos con los nombres de los catorce partidos políticos en la boleta electoral.
Con 14 partidos se trata de una rebatinga por el poder político y que suele llevar al poder económico y social, y como decía un ex presidente municipal, "dejé de ser alcalde y dejé de ser pobre".
Más luego de que la LXV Legislatura, con mayoría de MORENA, sedujo a los diputados opositores para aprobar fast track la reelección de diputados locales y alcaldes, síndicos y regidores.
Peor tantito, si se considera que los alcaldes podrían, incluso, brincar a la candidatura a síndico o regidor, de igual manera como los ediles a la presidencia municipal.
Las tribus partidistas repartiéndose el botín político con el desparpajo y el cinismo del mundo.
Diógenes buscando con su lámpara a un político honesto y transparente.
De hecho y derecho, el llamado Eslabón Perdido.
El premio de los 64 mil pesos encontrar a un político vertical con una vocación social demostrada con hechos y resultados, mucho más allá de la petulancia y la soberbia.
La corrupción política, uno de los peores males, quizá el peor, de la caja de Pandora. México en el liderazgo mundial de la deshonestidad pública.
Latinobarómetro, la encuesta continental, demuestra que en el grado de confiabilidad ciudadana, los políticos, igual que los policías y los reporteros, estamos en el último escalón.
Por eso es que el trabajo político significa la peor deshonra de la vida.
Una sórdida, siniestra y sombría disputa por el poder con el único objetivo de vivir como príncipes durante el tiempo del reinado con sueldazos, viáticos, prebendas, privilegios, escoltas, secretarias, viajes con hoteles de 5 estrellas, comidas suculentas más allá de los frijolitos y el arrocito sugerido por López Obrador en la 4T, negocios lícitos e ilícitos y el enriquecimiento inexplicable.
Inverosímil, insólita, la penúltima acusación en contra de Javier Duarte, el ex gobernador preso en el Reclusorio Norte de la Ciudad de México, del (presunto) desvío de más de ochocientos cincuenta millones de pesos en los Juegos Centroamericanos.
Los secretarios de Seguridad Pública federal con Felipe Calderón Hinojosa y de la Defensa Nacional con Enrique Peña Nieto, detenidos en Estados Unidos, sujetos a proceso penal, acusados de malas amistades.
Los exgobernadores de Chihuahua (César Duarte) y de Tamaulipas (Tomás Yarrington y Eugenio Flores Hernández) detenidos por amistades peligrosas en su reinado sexenal.

LA PEOR DESHONRA DE LA VIDA

El periodismo, la policía y la política, en la peor deshonra de la vida, y como dijera el apóstol Enrique Peña Nieto, "aquel que esté libre de pecado... que tire la primera piedra".
Más por los antecedentes:
Uno. Muchos partidos políticos han tenido vida efímera. La autoridad electoral les otorga el visto bueno y en la primera elección en que participan pierden el registro, aun cuando se quedaron con prerrogativas.
Dos. Muchos partidos políticos son un negocio, primero, familiar, y segundo, amical.
Tres. La autoridad electoral ha demostrado con pruebas documentales el desvío de recursos oficiales en varios partidos políticos.
Cuatro. La fama pública del nepotismo, tráfico de influencias y conflicto de intereses de los dueños de los partidos políticos con las tribus gobernantes en turno.
Cinco. Los políticos trapecistas brincando de un partido a otro cuando les han negado la oportunidad de un cargo público superior, pues la mayoría, todos, se sienten mesiánicos, soldados de la patria y siervos de la nación con los derechos del mundo para seguir escalando la pirámide del poder.
Seis. Políticos resentidos con las elites políticas en el pandero que renuncian y forman su propio partido político, como quien, digamos, pone un changarro de su propiedad.
Siete. Más que acuerdos de las tribus en el poder dominan y predominan las tranzas en corto y lo oscurito para ser, hacer y deshacer.
Ocho. Político encumbrado, político que abre las puertas y ventanas a los familiares, compadres, amigos, socios, aliados, cómplices y barbies, como si el cargo público fuera una hacienda porfirista con un montón de capataces sonando y resonando el látigo y actuando con la soberbia más siniestra y sórdida de la vida.
Nueve. El descrédito social y moral de la política a la que la han llevado y tienen los políticos y los dueños de los partidos políticos en el poder.
Diez. La certeza de que la mayor parte de políticos exitosos se vuelven arrogantes, paridos por los dioses, mesiánicos.
Pero, bueno, la autoridad electoral los avala.
Catorce partidos políticos en Veracruz, una barbaridad.

MÁS PARTIDOS PODRÍAN INTEGRARSE, NI HABLAR

En un tiempo histórico en Veracruz operaban el PRI y el PAN. Luego llegó el PRD. Y la vida, digamos, oscilaba entre la derecha, el centro y la izquierda.
Después, aparecieron el Partido Verde (a tono con la ecología) y hasta el Partido del Encuentro Social (ligado a las elites eclesiásticas).
Ahora, suman catorce. Y se fundaron alrededor de ejes ideológicos, claro, y también, por sectores de la vida humana.
Y bajo esa tónica, y fracturada la política electoral, entonces, bien podrían aparecer nuevos institutos políticos, digamos, el Partido de los Ancianos o Seniles, el Partido de los Chavos Rucos, el Partido de la Comunidad Sexual, el Partido de los Periodistas, el Partido de las Asistentes Domésticas, el Partido de los Divorciados, el Partido de las Trabajadoras Sexuales, el Partido de los Alcohólicos Anónimos, el Partido de los Neuróticos Anónimos, el Partido de las Brujas del Mar, entre otros.

 

Barandal

 

•Éric Cisneros, en la mira

•Lo siguen inmolando

•Le va como a Cristo negro

 

Luis Velázquez

28 de octubre de 2020

 

ESCALERAS: ¡Vaya tunda al secretario General de Gobierno! ¡Y en una semana! ¡Casi casi como si los políticos de la izquierda le hicieran bulliyng!

La semana la cerró con el líder nacional del PRD, Jesús Zambrano, en gira por Zongolica: Amenaza y hostiga a los presidentes municipales, dijo. “Es el verdadero gobernador, porque Cuitláhuac, aseguró, es inepto, incapaz e ineficiente”.

Antes, la ex magistrada presidenta del Tribunal Superior de Justicia, Sofía Martínez, a quien primero encumbró, se lanzó en su contra. Me amenazó, dijo. Me quería tumbar de “mi Tribunal”.

La tumbó. Y ahora, ni modo, la sucesora la investigará por el presunto desvío de fondos públicos.

 

PASAMANOS: El diputado local de MORENA, Magdaleno Rosales Torres fue el primero en irse a la yugular de “El dos del palacio”.

Incluso, el primero en señalar que el vicegobernador tiene en la mano el volante y juega con todas, o la mayoría, de las pelotas en la cancha.

De postre, Jesús Zambrano, miembro del grupo de “Los Chuchos”, del PRD, resumió su concepción política, social y filosófica de la 4T.

“Son más broncos, más arbitrarios, más rateros, más incapaces y más violadores del Estado de Derecho”.

En el centro de Veracruz, vaya zipizape contra Cisneros por los familiares y amigos de los diez desaparecidos hace un año de Ciudad Mendoza y Río Blanco en Ixtaczoquitlán.

 

CORREDORES: Jesús Reyes Heroles, el último ideólogo de la revolución, lo decía así: “Lo que no tumba… fortalece”.

El titular de la SEGOB jarocha, inamovible. Es el jefe político del gabinete. El guardia pretoriano del góber machetero.

Y aun cuando ene número de ocasiones los adversarios se han ido en contra, hasta el mismo góber obradorista lo ha defendido.

Por ejemplo, cuando el diputado Maleno aseguró que había comprado bienes terrenales en Baja California con recursos públicos del gobierno de Veracruz.

 

BALCONES: El Cristo negro de Otatitlán sigue. Coleccionista de cargos públicos (Fiscalía, ORFIS, Contraloría, diputados locales, delegado federal de la Fiscalía General de la República, TV Más, etcétera), pareciera que se ha adueñado de las neuronas, el corazón y el hígado del góber machetero.

Y si se equivocó con la magistrada presidenta del Tribunal Superior de Justicia, la profecía es bíblica. Si el jefe se equivoca, vuelve a mandar, y nada pasa.

Y, bueno, y entre más lo flagelen, ni modo se ponga de pie, extienda los brazos y exclame, “Peguen a esta cruz”.

Estando bien con el tlatoani, los ángeles podrán lanzarse a la resistencia pacífica tomando calles, avenidas, pueblos y carreteras, y será tan inútil como intrascendente.

 

PASILLOS: Miguel Ángel Yunes Linares solo tuvo un secretario de Gobierno. Javier Duarte tres, pues a Gerardo Buganza Salmerón lo nombró en par de ocasiones.

Fidel Herrera uno. Miguel Alemán Velasco, dos. Patricio Chirinos Calero, dos. Dante Delgado, uno. Fernando Gutiérrez Barrios, uno.

Agustín Acosta Lagunes, tres. Rafael Hernández Ochoa, dos. Rafael Murillo Vidal, uno.

Bien puede, entonces, el góber bendecido por López Obrador seguir con uno. Y que los Jesús Zambrano, Sofía Martínez y Malenos sigan inmolando al Cristo de Otatitlán.

 

VENTANAS: De entrada, ni modo que “El dos del palacio” se vaya por la libre y haga y deshaga con el hostigamiento y las amenazas a los alcaldes.

Ni modo que se haya quedado con varios cargos públicos en el gabinete legal y ampliado sin el visto bueno del jefe.

Y si en todo caso, “El dos” actúa así y continúa en el cargo significa que su Narciso Mendoza lo tiene blindado como niño artillero.

 

Malecón del Paseo

 

•La vocación literaria

•Trabajo solitario

•Camino azaroso

 

Luis Velázquez

28 de octubre de 2020

 

EMBARCADERO: La vocación literaria es fascinante… La creación artística en su más alto decibel. Escribir cuentos, novelas, poemas, guiones cinematográficos, crónicas y reportajes… Pero al mismo tiempo, significa escalar el monte más alto con vientos huracanados en contra y un alud encima y a cada paso… Además, el riesgo de caer derrumbados como el Sísifo de Albert Camus… Además, y como decía José Emilio Pacheco, de unos diez mil, quizá veinte mil escritores de cada generación, apenas, apenitas, trascienden a unos cuantos… Menos de diez, decía, y el resto quedan arrumbados en el camino de espinas y cardos…

 

ROMPEOLAS: Uno de los casos emblemáticos fue la llamada Generación Perdida… Aquella de Estados Unidos donde de todos los escritores únicamente trascendieron Ernest Hemingway, William Faulkner, Jon Dos Passos y Francis Scott Fitzgerald… Y de los cuatro, el más famoso, Hemingway, seguido por Faulkner, y luego por Fitzgerald y al último por Pasos… Y el resto, aun cuando son leídos, nunca alcanzaron la tesitura de los anteriores… Fitzgerald, por ejemplo, estaba dotado de un súper talento literario, pero el alcohol lo diezmó… Dos Passos también era muy brillante, pero depresivo y se perdió… Uno de los escritores posteriores, William Styron, terminó suicidándose en un viaje depresivo, igual que Hemingway, pero para entonces, Hem (así le llamaban los amigos) era famoso…

 

ASTILLEROS: A los escritores sucede el mismo fenómeno, por ejemplo, que a los pintores y cantantes… Pintan y cantan y hasta componen canciones y ninguna pega… De pronto, la sorpresa, cuando una canción o una pintura se hace famosa y tiene demanda y se vuelve exitosa y en automático, todas las pinturas y canciones… Modigliani nunca vendió una pintura en vida… Otros colegas, como Pablo Picasso, lo rebasaban y obnubilaban…

 

ESCOLLERAS: Y mientras se encuentra un destino, el camino resulta escabroso… Por ejemplo, un editor en Colombia, dueño de la editorial “Oveja negra”, dijo a Gabriel García Márquez que no servía para escribir cuando le entregó su primera novela, La hojarasca… Y que mejor se dedicara a otra cosita… Pero el Gabito siguió empujando la carreta, escribiendo, como en aquellas madrugadas cuando luego de su trabajo de reportero esperaba la medianoche en que la sala de redacción del periódico estaba solitaria y escribía sus cuentos hasta escuchar el ruido del carro de la basura en la calle…

 

PLAZOLETA: El trabajo de un escritor, igual, igualito que el de un pintor, se da en medio de la soledad… Solo, frente a la computadora o escribiendo a mano y con lápiz como Hemingway… Solo, creando y recreando los personajes y dándoles vida propia e independiente… Solo volando con la

imaginación en un viaje hipnótico… Y luego, caray, el más duro y rudo de los días y noches cuando una editorial tras otra rechaza la novela, el cuento o el libro de poemas… Y al mismo tiempo, sin darse por vencido…

 

PALMERAS: La firmeza de la vocación literaria está siempre a prueba… Primero, el trabajo agobiante escribiendo… Y segundo, buscando un editor… Y por más y más editoriales que rechacen el libro, seguir para adelante, sin desmayar, porque entonces, significa la derrota anunciada… Más, cuando se atraviesan los amigos o colegas llenos de envidia y destrozan la novela “a la primera de cambios”… Y más, cuando la pareja, los hijos incluso, miran que se escribe una y otra novela o cuento y nadie los publica… Y lo peor, cuando el libro es publicado y se queda en las librerías sin ningún lector que lo compre…

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Entrega Secretaría de Educación nuevo edificio al Tecnológico de Zongolica

  Zongolica, Ver., 21 de noviembre de 2020.- El Gobierno de Veracruz, a través de la Secretaría de Educación (SEV), entregó un edificio tipo...