viernes, 25 de septiembre de 2020

Columnas: Luis Velázquez

 Escenarios

 

•Veracruz analfabeta

•Salvar año escolar

•La SEV, en el limbo

 

Luis Velázquez

25 de septiembre de 2020

 

UNO. Veracruz analfabeta

 

Celebraron el día mundial de la alfabetización. África, Somalia, Egipto, en el otro extremo del planeta, en primeros lugares. Honduras, Guatemala y Salvador, en América Latina. México, con Veracruz, en el liderazgo nacional.

550 mil personas de 14 años de edad en adelante no saben leer ni escribir.

Un millón de paisanos con la escuela primaria incompleta y que es un rostro del analfabetismo.

Otro millón de paisanos con la secundaria inconclusa y 600 mil personas con el bachillerato a medias.

De cada cien niños egresados de la primaria solo diez llegan a la universidad y uno se titula.

 

DOS. Gran pendiente social

 

Los datos están en el INEGI y los Cuadernillos Municipales de la secretaría de Finanzas y Planeación, SEFIPLAN, y que todo indica, a ninguna autoridad estatal ni local ocupa.

Y como a nadie, además, parece interesar, entonces, solo resta seguir recordando el pendiente educativo tanto como fue, ajá, en los gobiernos priistas y panista y es ahora con la tribu política guinda y marrón encaramada en el trono imperial y faraónico de Veracruz.

 

TRES. Salvar el año escolar

 

Vamos acercándonos al segundo informe de gobierno y salvo un eventito en el WTC de Boca del Río para entregar, alardearon, diplomas de personas mayores alfabetizados, nadie conoce los resultados del programa social para enseñar a leer y escribir y conducir al resto de personas a concluir estudios básicos.

Por el contrario, y con el desastre epidemiológico encima únicamente preocupa, todo indica, salvar el año escolar con las clases en línea cuando hay miles de familias en las regiones indígenas y campesinas, sin las televisiones ni menos computadoras suficientes para que los hijos estudien.

Más, cuando de por medio una familia tiene varios hijos, 3, 4, 5, etcétera.

 

CUATRO. Auge del empleo informal

 

El analfabetismo resulta insólito. Dañino, porque en las fuentes laborales rechazan a personas analfabetas y solo con estudios básicos, pero sin ningún oficio ni técnica ni tecnología dominada.

Simple y llanamente, hablamos de dos millones y medio de personas en Veracruz sin la educación primaria y secundaria y el bachillerato, más los 500 mil que no saben leer ni escribir.

Y en tales condiciones, resulta una falacia soñar con el desarrollo humano de cada persona y cada familia.

Por eso, tanto empleo informal.

 

CINCO. Fans de Zenyazen

 

Ningún diputado local ni tampoco los legisladores de la Comisión de Educación se ocupan del analfabetismo.

Les vale. Es un cero a la izquierda. Incluso, habrá quienes estén declarados fans del secretario Zenyazen Escobar a quien mirarán como posible candidato de MORENA a la gubernatura en el año 2024 y que, claro, está en chino porque arriba están la secretaria de Energía, Rocío Nahle, y el senador Ricardo Ahued Bardahuil.

 

SEIS. Exhibe SEFIPLAN a la SEV

 

SEFIPLAN con sus Cuadernillos Municipales exhibe los pendientes sociales en cada demarcación local enumerando con género, edades y poblados a la población analfabeta.

Y sin embargo, en tanto la SEV mira con desdén la obligación constitucional de enseñar a leer y escribir y convencer al resto de la gente a terminar la educación básica, a los alcaldes tampoco interesa.

Quizá “tirarían la pelota” a la SEV. Pero, vaya paradoja, también es su pendiente, su tarea, su responsabilidad, y en los casi 3 años al frente de cada Ayuntamiento, nunca, jamás, han mirado el atolladero educativo.

Estamos fritos, pues. En el peor de los mundos. Una población analfabeta, ya se sabe, se vuelve contestataria, exigente, rebelde.

 

Expediente 2020

50 mil despedidos

Luis Velázquez

25 de septiembre de 2020

 

Los signos son ominosos y anuncian los días más oscuros. Sabrá el chamán epidemiológico la fecha para que la pandemia se vaya. Pero por lo pronto, la recesión causa peores estragos. En un semestre, dice al alcalde jarocho, solo en el municipio se perdieron cincuenta mil empleos.

Es decir, 50 mil trabajadores despedidos. 50 mil familias, a la deriva económica. 50 mil jefes de familia en la peor desesperación social y económica.

La crudeza de “El coronel no tiene quien le escriba”, la novela de Gabriel García Márquez filmada en Chacaltianguis con Fernando Luján y Salma Hayek, ejemplifica la realidad avasallante.

Sin dinero, agotados los pocos y limitados bienes materiales que han ido vendiendo para comer, muchos años esperando la llegada de la pensión, la esposa pregunta al coronel que como jefe de familia le diga que comerán al día siguiente.

El coronel queda sentado a la orilla de la cama dando vueltas a la vida y las posibilidades y entonces pronuncia frase fatídica:

“¡Mierda!”.

Y es que con 50 mil empleos dados de baja, hablamos de 50 mil familias. Lo peor, sin ninguna esperanza de que una lucecita alumbre el fondo del túnel pues recuperarse, dijo el presidente municipal, está en chino.

“Es un tema inédito que está pegando a nivel mundial” (Diario de Xalapa, Danytza Flores).

Solo en el puerto jarocho, la ciudad típica, simbólica, indicativa y significativa por excelencia de Veracruz. De hecho y derecho, la sala grande de la gran casa llamada Veracruz. El puerto por donde ha entrado y salido lo peor entre lo peor. Desde Porfirio Díaz Mori, al exilio dorado, hasta el CJNG como campeón invencible del tráfico de droga internacional.

“Muchas cornadas da el hambre” intituló Luis Spota a una de sus novelas donde cronica una huelga obrera.

Simple y llanamente, está en chino recuperar, primero, los 50 mil empleos esfumados, y segundo, nivelarse con la demanda laboral existente antes del mes de marzo cuando el coronavirus se recrudeciera.

 

WATERLOO JAROCHO

 

Cierto, se viven y padecen tiempos inéditos. Por ejemplo:

Los meseros de la zona conurbada Veracruz-Boca del Río pidiendo limosna en la vía pública para llevar unos centavitos a casa.

Las trabajadores domésticas en plantón en la Plaza de la Solidaridad reclamando ayuda.

Las trabajadoras sexuales en plantón en el Zócalo pidiendo la reapertura de los antros.

Las taiboleras ofreciendo table-dance a domicilio, con o sin sexo, a gusto del cliente.

Las familias, corriendo al Monte de Piedad para empeñar el único patrimonio a la mano, como es el anillo matrimonial.

Los trabajadores informales (albañiles, pintores, carpinteros, fontaneros, jardineros, etcétera) pidiendo chamba de casa en casa.

Los volovaneros, ausentes por completo de la vía pública porque la clientela se cayó.

Los ancianos poblando los cruceros en el semáforo rojo extendiendo la mano a los conductores para una limosnita por el amor de Dios.

Un semestre después del confinamiento la autoridad enfrenta realidad avasallante:

Sigue el enclaustramiento en casa para salvar vidas o se reabren los negocios para reactivar, si posible fuera, la vida económica.

Casi casi, el gobierno entre la espada y la espada. Entre la vida y la muerte. Entre el infierno y el paraíso.

Cincuenta mil empleos perdidos en un semestre en el puerto jarocho fundado hace 500 años por Hernán Cortés son palabras mayores.

Y si así estamos aquí, de cara al Golfo de México, peor, mucho peor estarán los otros municipios.

La secretaría de Desarrollo Económico, SEDECO, por ejemplo, promoviendo la venta de higos y mangos, y el Ayuntamiento de Xalapa promoviendo la feria del pambazo de manera virtual y presencial para que los productores reciban unos centavitos.

 

SANGRE, DOLOR Y LÁGRIMAS

 

Los signos son ominosos.

Uno. La secretaría de Salud de Veracruz, SS, ya reconoció el rebrote del COVID.

Dos. El titular de la SS, Roberto Ramos Alor, muy quitado de la pena “se lavó las manos” e inculpó a la población del rebrote que porque es desobediente y anda en la calle y los centros comerciales y los antros… como si nada.

Tres. En vez de planear y aterrizar salidas dignas en materia económica y social, el góber agarró el machete para cortar el monte y se puso botas para reforestar el Valle de Perote.

Cuatro. La divina ocurrencia de la SEDECO de vender higos y mangos.

Cinco. El cacareo oficial de que pronto, pronto, pronto, “antes de que el gallito canijo cante 3 veces”, habrá recuperación económica.

Seis. Ningún negocio, dice el alcalde Fernando Yunes Márquez, resiste seis meses cerrado y de pronto, ajá, puede “regresar de manera inmediata a sus niveles normales”, (Ibídem), y por tanto, más, mucho más lejos la esperanza de la normalidad.

Siete. 50 mil jefes de familia desempleados significan el riesgo de despertar el llamado “México bronco” de Jesús Reyes Heroles, el último ideólogo de la revolución mexicana.

Por añadidura, dice el político Ramón Benítez, un gravísimo peligro social pues nada irrita y encorajina tanto como mirar con hambre a los hijos, la esposa y los padres ancianos.

Y aun cuando muchos, digamos, tendrían ahorritos los habrían agotado, y los meses por venir serán peores.

Ocho. Así y con todo y el anuncio de la reapertura, con 50 mil jefes de familia desempleados y sin recursos difícil esperar y soñar el movimiento económico en el municipio.

Los días y los meses, quizá los años, serán más oscuros que nunca y la autoridad solo podría ofrecer “sangre, dolor y lágrimas”.

 

Barandal

 

•Periódicos flaquitos

•Desnutridos y anémicos

•El diario cae de las manos

 

Luis Velázquez

25 de septiembre de 2020

 

ESCALERAS: Cada vez, los periódicos impresos más flaquitos. Casi casi, anémicos y desnutridos. Días inacabables con par de secciones. Una, de 8 paginitas, información general. Y la otra, 8 páginas, donde se mezclan y entremezclan sociales (la gente VIP, la gente bonita) con el reguero de sangre, huesos y cadáveres. Acaso, una página deportiva.

El diario impreso se cae, entonces, de las manos. Se lee, digamos, en unos 15 minutos, cuando mucho.

Y es que además, los contenidos con poco, limitado interés. Nada que sorprenda al lector, digamos, una noticia, un titular, una caricatura, una fotografía, una columna.

 

PASAMANOS: Días aquellos, oh nostalgia, cuando, y por ejemplo, las ediciones dominicales de The New York Times y The Washington Post eran de más de trescientas páginas para de plano leerse toda la semana, lector titánico que sería.

Y cuando el periódico pesaba, a diferencia de ahora que apenas y sostiene.

Tres meses antes de la pandemia y la recesión, vaya hermanas sombrías, el periódico “El País” de España, canceló la edición en América Latina y mudó a diario digital.

Fueron previsores. A tiempo y en tiempo dieron el cambio.

CORREDORES: Habrá profetas del desastre vaticinando el fin del periodismo impreso.

Lo mismo dijeron sus antecesores cuando apareció la radio con sus noticieros. Y la tele. Y el cine.

Igual, igualito gritonean, y hasta festinan ahora con las redes sociales, el auge (la moda, claro) de los tuiters y facebook.

Pero muchos años después, el periodismo impreso ahí está. Quizá más selectivo. Acaso con mejores contenidos, por ejemplo, el análisis de la noticia con su significado social más que la noticia en sí misma.

El caso es que, cierto, medios han desaparecido, pero siguen otros.

 

BALCONES: Cada vez, el diario impreso se parece al periódico “Regeneración” de Ricardo Flores Magón, publicado hacia 1900. Era de 8 páginas. Y por lo general, publicaba artículos de fondo, análisis, la disección social y política de la noticia.

Y lo regalaban a los campesinos y a los obreros y cuando la mayoría de la población no sabía leer ni escribir en un pueblo, el maestro los reunía debajo del árbol en el patio de la escuelita y se los leía con mucha paciencia.

Se toma hoy el ejemplar de un periódico impreso y se asemeja tanto a Regeneración. Por flaquito.

 

PASILLOS: Muchos medios impresos y también digitales han cerrado ahora con la pandemia y la recesión.

Y si el coronavirus sigue prolongándose, con todo y reapertura y rebrote, entonces, sabrá el chamán las consecuencias económicas y sociales para todos los sectores, entre ellos, los medios.

Número incalculable de medios cerrados. En otros, el despido de más del 50 por ciento del personal. En otros, reducción salarial, de por sí jodida, a la mitad, o a más de la mitad. Y, claro, sin prestaciones sociales, económicas y médicas.

Ninguna garantía social para la vejez. La mayoría de trabajadores de la libreta de taquigrafía, la grabadora, la cámara fotográfica y la computadora, a la deriva.

Julio Valdivia Rodríguez, el reportero asesinado y decapitado el miércoles 9 de septiembre en Tezonapa, vendía tamales y donas para llevar el itacate a casa, su esposa y 4 hijos.

VENTANAS: Se viven y padecen las horas sombrías y los días huracanados. Y el periodismo habrá de seguir reinventándose, a tono con la tecnología y con las pandemias y las recesiones.

Desde hace ratito, los niños cuando nacen traen una computadora, un IPAD, un celular, bajo el brazo.

 

Malecón del Paseo

 

•La lista de Schindler

•Salvados mil 200 judíos

•Generoso empresario

 

Luis Velázquez

25 de septiembre de 2020

 

EMBARCADERO: Quizá el peor capítulo sórdido en la historia de los derechos humanos es el nazismo con la locura de Adolf Hitler de adueñarse del mundo… Una de tantas películas retrata aquella saña y barbarie… Se llama “La lista de Schindler”, la historia de Oskár Schindler, un empresario nazi que enaltece y honra a los judíos…. La interpreta Liam Neeson, y alterna con un comandante sangriento del nazismo, Ralph Fiennes como actor… 6 millones de judíos asfixiados en las cámaras de gases… Niños, mujeres, hombres y ancianos…

 

ROMPEOLAS: Internados en los campos de concentración, primero cortaban el pelo a todos porque con el cabello fabricaban jabón… Luego, les arrancaban a madrazo limpio los dientes forrados con oro y plata… Después, metían a todos, desnudos, a los baños con agua ultra contra súper fría, listos para de inmediato ser asfixiados en las cámaras de gases… El Señor Comandante naxi, Ralph Fiennes, se entretenía paseando en medio de los judíos formados en fila india en los patios y con la pistola en mano mataba a quien consideraba de más… Y a todos por la espalda, rematados con el tiro de gracia…

 

ARRECIFES: Con los generales organizaba francachelas y elegían a las judías más bonitas, de unos veinte años todas, calculando que fueran vírgenes… Y se saciaban con mares de licor, siempre whisky, finitos y exquisitos que eran… Luego de la orgía, y en unos casos, el Señor Comandante las mataba con el tiro de gracia, no más para divertirse… Dijo el Comandante a otro general: “¡Besé a una judía bonita y hermosa!”… Y el general le preguntó… “¿Y no se te cayó el pito?”… Y ambos carcajeaban…

 

ESCOLLERAS: Una mañana, el Señor Comandante se levanta deseoso de oler sangre… Y ordena la peor masacre en un gueto de Varsovia… Una implacable persecución de judíos, niños, mujeres, ancianos y hombres… Una masacre concentrando a todos en el patio y jugando al tiro al blanco… Incluso, disparando sin ton ni son a los niños y mujeres… Los niños, aterrorizados, huyendo a esconderse hasta en los excusados y tirándose al fondo lleno de residuos fecales con tal de salva la vida… Y el Señor Comandante y los suyos mofándose…

 

PLAZOLETA: Como vacas los trepaban a los vagones de los ferrocarriles para trasladarlos a las cámaras de gases… Amontonados como yeguas y caballos… Y cuando las madres protegían a sus hijos, los nazis se los quitaban a base de golpes y macanazos… En un día incineraron a diez mil judíos… El Señor Comandante se enamora de una judía preciosa a quien tiene trabajando como doméstica en casa… Y la ama tanto que la golpea como vengándose de que su corazón se prendiera de ella… Y la abofetea hasta dejarla inconsciente, porque así siente que se venga…

 

PALMERAS: Oskár Schindler es un empresario que en un momento de su vida se solidariza con los judíos y para salvar al mayor número (mil 200 en total) se los compra al Señor Comandante cuando los tiene listos para las cámaras de gases… Integra la famosa “Lista de Schindler”, título de la gran película… Schindler le quiere comprar a su doméstica pero el Comandante se resiste… Dice que su único destino será llevarla a un bosque y matarla… Por fin, la compra, pero el Comandante dobla el precio… A la derrota del nazismo, el Comandante es colgado y los judíos obsequian un anillo a Schlinder con la siguiente leyenda: “Quien salva una vida salva al mundo entero”…

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Encuentran ejecutado a joven levantado frente a su novia, en Acultzingo

De la Redacción/Noticias El Líder Acultzingo, Ver.- Un joven fue "levantado" por sujetos desconocidos la madrugada del viernes, c...