jueves, 17 de septiembre de 2020

Columnas: Luis Velázquez

 Escenarios

 

•“¡Mujeres al ataque!”

•Guerra a los infieles

•Bloque femenino

 

Luis Velázquez

16 de septiembre de 2020

 

UNO. “¡Mujeres al ataque!”

 

Hay una película, “¡Mujeres al ataque!”, con Camerón Díaz, que marca la rebelión de las mujeres ante el machismo.

Es la historia de un hombre infiel. Cien por ciento infiel. Engaña a la esposa. Y también engaña a las amantes, pues suele coleccionar amantes, digamos, como el escritor Alexander Puskhin, el creador del romanticismo ruso, confesara sin rubor.

Un día, la esposa descubre a la primera amante. Y la enfrenta. Y platican y dialogan. Y terminan como amigas. Grandeza de la esposa. Grandeza de la amante.

 

DOS. Mujeres traicionadas

 

Una y otra intercambian confidencias. Planean una venganza, pues al fin y al cabo, las dos se sienten traicionadas.

Arman estrategia. Planean. Y de pronto, ¡zas!, descubren que el marido tiene una segunda y una tercera amante.

Y a todas miente.

Entonces, las amantes se vuelven aliadas y también aliadas con la esposa.

Descubren lo peor. El hombre infiel es deshonesto en su trabajo y negocios, pues también traiciona a sus jefes y amigos.

Es un estafador profesional. Deposita dinero en los paraísos fiscales. Incluso, utiliza la firma de la esposa, con engaños, para crear y recrear empresas fantasmas.

 

TRES. Investigar al marido

 

Por un lado, la esposa y las amantes se alían para minar su salud física y capacidad sexual.

Cada vez que está con una y otra en sus departamentos le preparan menjurjes para quebrantar su libido. Incluso, hasta para que se le caiga el cabello.

Y por el otro, investigan sus operaciones bancarias.

Lo espían. Le siguen los pasos. Y descubren más amantes.

Y cuando tienen, más que “los pelos de la burra en la mano, la burra completa”, lo denuncian previo contrato de unos abogados.

Y lo citan en la sala de juntas del banco al que también estafa.

 

CUATRO. Infiel arruinado

 

La venganza de la mujer y las amantes es total. Lo dejan sin ninguno de sus negocios. La esposa se divorcia. Las amantes lo abandonan.

Y sus negocios pasan a nombre, en efecto, de la esposa, quien se vuelve la nueva operadora y hasta contrata a una amante como la directora general.

Todas comienzan nueva vida. Laboral, mejor dicho, empresarial, y al mismo tiempo, cada una con nuevas parejas. Hasta la esposa, vaya.

 

CINCO. Amante inteligente

 

Y el machito desleal queda al garete, sin nada. Sin esposa, sin amantes y sin negocios. Y en la antesala de la cárcel.

Peor aún, en un dos por tres, enloquece.

La más feliz, la primera amante, la preciosísima Camerón Díaz, con su risa gigantesca, doble, triple sandía, pues ella fue una de las autoras del gran operativo.

Además, amante inteligente, pues tuvo capacidad para sumar a todas en una alianza impecable para que el machito pagara sus cuentas.

El hombre termina en la desgracia. Las mujeres, en el paraíso terrenal. Justicia divina le llamarían unos.

 

SEIS. Mal suelen terminar los machos

 

Uno de los hombres más machos del mundo fue el general Rafael Leónides Trujillo, el dictador durante más de treinta años de la República Dominicana, hermanito espiritual de Porfirio Díaz Mori.

Su vida, consagrada en la novela “La fiesta del chivo” de Mario Vargas Llosa, Premio Nobel de Literatura.

Según los biógrafos, Leónides Trujillo tuvo mil amantes. Incluso, seducía a las esposas de los funcionarios de su gabinete legal y ampliado.

Y cuando sedujo a la esposa de su jefe de escoltas, aquel militar conspiró en su contra y con otros soldados fraguó su asesinato.

El destino, pues, siempre alcanza. Los machos suelen terminar mal.

 

Expediente 2020
"El pez por su boca muere"
Luis Velázquez
16 de septiembre de 2020


El secretario de Desarrollo Económico, el empresario Enrique Nachón, ha puesto en moda una nueva política.
Se llama "Mejor que nada".
Consiste en otorgar créditos de diez mil pesos a los pequeños empresarios, ajá, en el tiempo del coronavirus.
Y como por ahí hubo protestas, entonces reviró con frase  célebre, memorable, imborrable y citable:
"Diez mil pesos son mejor que nada".
"El mejor que nada".
A tono, claro, con los grandes Estadistas en Veracruz en el tiempo de la 4T, la purificación moral y la honestidad valiente.
El estilo personal de ejercer el poder a través de frases bíblicas para delatar la experiencia política, social y económica, y, claro, manifestar la filosofía existencial de cada quien.
Además, la experiencia de cada uno para sacar a Veracruz del barranco y el hoyanco en que está sumido y en donde 6 de los 8 millones de habitantes están declarados en la miseria, la pobreza y la jodidez.
El titular de la SEDECO, entrando, pues, en las grandes ligas de los pensadores, estrategas y políticos universales.
Por ejemplo, compitiendo con sus colegas en el gabinete legal y ampliado de MORENA en el palacio de gobierno de Xalapa.
Entre otros, los siguientes:
"Veracruz se antoja". La secretaria de Turismo.
La política del machete y la moruna. El góber.
"Aquí mando yo". La Fiscal General.
Soy stripper y qué. El secretario de Educación.
La pistola al cincho. El secretario de Seguridad Pública.
"A los reporteros ningún chile embona". El secretario de Salud.
Soy honesto. El secretario General de Gobierno.
Los taxistas, halcones. El góber precioso, fifí, sabadaba, salsero y machetero.
Yo no compro camionetas de lujo. El secretario de Desarrollo Social.
No soy "el orgullo de mi nepotismo". El subsecretario de Finanzas y Planeación, el primazo de lujo, Eleazar Guerrero, funcionario con Javier Duarte y Fidel Herrera Beltrán.
No vendo lotes en Medellín. El diputado local de MORENA, ex priista y ex panista, José Manuel Pozos Castro.
Mister Jeringa. El diputado local, Juan Javier Gómez Cazarín, titular de la JUCOPO.
"Me siento solo". El presidente del CDE del PRI, Marlon Ramírez.
El PAN es de la militancia, no de Yunes Linares. Joaquín Guzmán Avilés, presidente.
Yo admiro a Cuitláhuac García. El presidente municipal de Catemaco.
Yo no maquillo cifras... de muertos. La Fiscal General, Verónica Hernández.

AMARRASE LA LENGUA

Las frases célebres anteriores expresan la más alta filosofía política y social de la 4T en Veracruz.
La experiencia y la madurez que cada uno ha alcanzado en la vida, derivada del fogueo en el campo de batalla, lidiando con los adversarios y enemigos.
Un sicólogo diría que hasta allí les llegan las neuronas, pero también el hígado.
Son frases, digamos, a la altura del general Mc Arthur, aquel de "Volveré".
En los últimos veintidós meses, la única gran obra pública son las frases debido a las que han trascendido en la historia local ganándose un espacio en la galería de los inmortales.
Y si por "mi raza hablará mi espíritu" (José Vasconcelos Calderón), también "el pez por su boca muere", y ellos, como el pececito de la parábola.
De seguro nunca han leído, ni por casualidad, tampoco en el tiempo de tormentas y huracanas desenvainados, el Eclesiastés en la parte aquella de que el ser humano "ha de amarrarse la lengua" y hasta ponerse un bozal como deseaba la bancada de MORENA en la LXV Legislatura.
Incluso, la caricatura de Pinocho diciendo a los niños del mundo que antes de hablar respiren y cuenten hasta diez.
A punto de cumplirse los dos primeros años como jefes máximos de la política en Veracruz, ninguna obra pública trascendente de ellos se conoce, más que sus frases.
Frases, por cierto, y en la mayoría de los casos, frívolas, vanales, insulsas, fifís, sabadabas y salseras.
Casi casi como aquella de Carlos Salinas de "No se hagan bolas".
De Ernesto Zedillo, "no traigo cash" que dijera a una señora pidiendo limosna en la calle.
Vicente Fox: "Y yo por qué?" cuando un trabajador le pidió resolver una huelga.
O la otra foxiana de "Comes y te vas".
Felipe Calderón, autodeclarándose "El hijo desobediente".
Enrique Peña Nieto: "No te preocupes, Rosario".
En el siglo pasado, un escritor, Efraín Huerta, escribió 2, 3 tomos intitulados "México a través de sus siglas".
Un académico de la facultad de Literatura y hasta de Sicología de la Universidad Veracruzana bien pudieran escribir un libro titulado "Veracruz a través de sus lenguas políticas", o en todo caso, convocando la frase recurrente de "Por su lengua... los conoceréis".

SU MAJESTAD, LA LENGUA DE ORO

Con todo, los morenistas han acuñado frases memorables para "salir del paso en cualquier ocasión emergente".
Incluso, y como por delante quedan 4 años y dos meses y cacho, entonces, algún estudioso, sicólogo o sociólogo, podría documentar el archivo de los días y las noches de frases célebres que le darían para un libro, aunque fuera libro virtual a tono con el desastre epidemiológico.
Es más, si la academia sueca otorga el Premio Nobel de Literatura, y la de Hollywood el Oscar, alguna ONG de Veracruz podría crear el premio anual de "La lengua de oro" para reconocer la chispa, el fósforo bitacal y la bilirrubina de algún secretario del gabinete legal y ampliado del gobierno del estado con su frase memorable y citable.
Hay y existirá mucha tela de dónde cortar, pues como la lengua no tiene huesos, entonces, resbala como "en la casa del jabonero".
Más cuando los políticos, como los seres humanos, se dejan gobernar por el hígado en vez de las neuronas, por el corazón en vez de la frialdad cerebral, y hasta por el sexo, en vez de la prudencia, la mesura y la cordura.

 

Barandal

 

•Viaje en autobús urbano

•Desagradable experiencia

•Todo, por el COVID

 

Luis Velázquez

16 de septiembre de 2020

 

ESCALERAS: La señora Karla subió al autobús urbano y encontró asiento en la penúltima hilera. Iba con el cubre-bocas y hasta con la careta. A su lado, una señora de unos 45 años, excedida de peso, cara de pocos amigos, había olvidado, quizá, en casa, el tapabocas. Y de pronto, tosió. Y tosió. Y ni siquiera, vaya, se llevó la mano con un pañuelo a la boca ni menos, mucho menos, se puso el antebrazo en la boca.

Karla se hizo a un lado como replegándose. Pero una que otra astilla de saliva le alcanzó. Y dijo a la vecina de asiento:

--Caray, señora, trae usted una tosesita y sin cubre-bocas.

 

PASAMANOS: Y en nombre de la 4T, la señora se incendió en el decibel más alto.

--¡Qué chingao te importa!, le dijo.

--Me importa, reviró Karla, porque el COVID está canijo.

--Tú cuídate que yo me cuido sola.

--No, señora, usted cuídese para cuidarnos a todos.

La señora se prendió más. Y empezó por mentarle la madre. Luego, le intentó asestar un manotazo. Pero Karla detuvo la mano en aire.

Entonces, una pasajera sentada a un lado despotricó contra Karla. Y de nuevo le recordó a su señora madre con una soberana mentada que resonó de norte a sur y de este a oeste del autobús y hasta distrajo al chofer.

 

CORREDORES: La segunda señora alborotada tampoco llevaba tapabocas y por eso mismo, integró un frente contra Karla. Y otras señoras se unieron solidarias en contra de Karla, una de las pocas, excepcionales, que en el viaje urbano se protegían del coronavirus.

Incluso, cada quien su COVID las señoras llegaron a la amenaza. Una, por ejemplo, se levantó del asiento y fue con el chofer para exigir que se detuviera porque bajarían a Karla del autobús.

 

BALCONES: Un hombre de unos 50 años, y sin cubrebocas, nada más miraba. Quizá se divertía cuando vamos en el séptimo mes del confinamiento. Acaso miraba, observaba y callaba, como los monitos. Quizá como los topos escudriñaba las palabras soeces y se hundía en el anonimato.

Para entonces, Karla ya no hablaba una sola palabra.

Quiso desaparecer y bajar del autobús pero para entonces, iba lleno, repleto, con pasajeros parados y amontonados contrario a las órdenes de la secretaría de Salud de mantener la sana distancia.

 

PASILLOS: Más adelante, Karla bajó del autobús y también el hombre aquel de 50 años. En la calle, el hombre le dijo:

--Usted disculpe que tampoco traigo cubre-bocas. Pero estoy con usted.

--Entonces, por qué no me defendió?

El hombre dijo:

--Yo no me meto con viejas argüenderas.

--¿Lo dice por mí?

--No, señora, no, no. Lo dijo por ellas.

Y el hombre se perdió en el silencio de la tarde solitaria, con lluvia, pringando.

VENTANAS: Es la política del COVID cuando vamos llegando solo en Veracruz a los cuatro mil muertos y solo en el puerto jarocho ciento cuarenta (140) empresas y negocios quebrados según la Canaco.

Es el tiempo sórdido y siniestro cuando más la mitad de la población está alterada, con los nervios de punta, y cuando la mitad de los adultos mayores empiezan a sufrir problemillas mentales.

Es el peor tiempo de la historia en los últimos cien años cuando, caray, Donald Trump dice que el COVID es un invento chino para derrocar su reelección presidencial en Estados Unidos.

Desde aquel día en el autobús urbano, Karla ha enmudecido. Ve, mira, calla y aguanta vara.

 

Malecón del Paseo

 

•79 crímenes de odio

•Fiscal niega audiencia

•Derecho constitucional

 

Luis Velázquez

16 de septiembre de 2020

 

EMBARCADERO: El reporte de la comunidad sexual sobre los crímenes de odio en Veracruz resulta impresionante… En el año 2018 fuero veintiocho… En el año 2019, treinta y dos… Y en los meses que van del año 2020 llegan a diecinueve… El último asesinato fue en Puente Nacional… Una trans, de 34 años de edad, conocida como “Brandy” y su señora madre, de 72 años, fueron ejecutadas… Y aun cuando en repetidas ocasiones, las activistas han tocado la puerta de la Fiscal General, la primera mujer en la historia local, nunca se las han abierto para una audiencia

 

ROMPEOLAS: En los últimos 2 años y medio, un aproximado de setenta y nueve (79) homosexuales asesinados… Y todos, sin excepción, en la impunidad… Parte con el Fiscal Jorge Wínckler Ortiz… Y la otra parte con la señora Verónica Hernández, considerando que ella tomó posesión en el mes de septiembre del año anterior… Mucha, demasiada soberbia negarse a una simple y sencilla y común audiencia para escuchar en el tiempo de la 4T, la purificación moral y la honestidad valiente…

 

ASTILLEROS: Los crímenes de odio están ubicados en las regiones de Veracruz conflictivas… En primer lugar, Coatzacoalcos… Minatitlán, segundo, y Poza Rica, tercero… Los 3 municipios, petroleros y los tres de MORENA… Dos de ellos, la puerta de entrada de todo lo bueno y todo lo malo a Veracruz por el sur… Uno, el narcotráfico con los carteles y cartelitos… Dos, el huachicoleo… Tres, la prostitución… Cuatro, la trata de personas… Cinco, los crímenes… Seis, los secuestros… Siete, las extorsiones… Ocho, la migración, negociazo redondo… Y sin embargo, con todo y Guardia Nacional y Frente Civil, los malos dueños del Estado de Derecho imponiendo su Estado Delincuencial…

 

ESCOLLERAS: Les llaman crímenes de odio, dicen los activistas, porque parecen… De entrada, ningún daño hacen los gays… Por el contrario, un servicio… Y sin embargo, cuando son asesinados la autoridad los suele victimizar, casi casi inculpándolos de sus muertes… Y sin investigar… Y si en el caso de los políticos y líderes partidistas y obreros asesinados la impunidad permea y también con tantos feminicidios, peor todavía con los homosexuales… Diríamos que el desdén alcanza su más alto y peor decibel…

 

PLAZOLETA: Hay una Fiscalía Anticorrupción sin que a la fecha se conozca un resulta concreto y específico, a pesar de tantas denuncias penales en contra de los yunistas, duartistas y fidelistas… Hubo, o existe, una Fiscalía para los Desaparecidos, también, sin resultado alguno, primero, con los restos humanos encontrados en las fosas clandestinas, y segundo, con los desaparecidos que siguen dándose en el sexenio guinda y marrón… Tan solo en la región Córdoba/Orizaba un

Colectivo habla de seiscientos desaparecidos… Los diez comerciantes desaparecidos de Ciudad Mendoza y Río Blanco… Los 5 chicos de Xalapa desaparecidos en Emiliano Zapata…

 

PALMERAS: Y por eso mismo, la desidia en el caso de los 79 asesinatos de la comunidad sexual… La incapacidad, ineficacia e ineficiencia oficial es tanta que mejor apuestan al desdén como si los crímenes de odio fueran en otro planeta y como también parece el caso de los feminicidios, por ejemplo… Un desdén que llega, caray, a negar el legítimo derecho de audiencia consagrado en la Constitución General de la República y negada a los activistas... Y lo peor entre lo peor, sin la voluntad expresa del gobierno de Veracruz para asestar un manotazo y ordenar el diálogo… Y el silencio de los diputados locales tan ocupados y preocupados por el cargo público siguiente…

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Opinión: Luis Velázquez

  Diario de un reportero   •Gutiérrez Barrios en Amazon •Operador de Tlatelolco 1968 •Lucha desalmada por el poder   Luis Velázq...