sábado, 16 de marzo de 2019

Responden criminales a embestida del Gobierno


De la Redacción
Noticias El Líder


Con la quema de tráileres y bloqueos carreteros, ataques a instalaciones de la Secretaría de Seguridad Pública, colocación de lonas con amenazas, pinta de autobuses y ataques a policías en un hospital, respondió un grupo de la delincuencia organizada contra las autoridades del gobierno de Veracruz, con enfrentamientos que hasta el momento han dejado un saldo de un policía y cuatro sicarios muertos.
La “guerra” entre el grupo delictivo y las Fuerzas del Orden se originó el pasado martes, cuando elementos de la Fuerza Civil interceptó a un grupo de sujetos armados en el municipio de Misantla, donde se registró un enfrentamiento, muriendo tres civiles, pertenecientes a un grupo delincuencial. En el lugar, fue asegurado un campamento con armas y equipo táctico.
El miércoles, otros grupos de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) y la Fuerza Civil, decomisaron otro campamento del mismo grupo delictivo, en el rancho “La Chincheta”, en el municipio de Tierra Blanca, en una acción encabezada por el titular de la SSP, Hugo Gutiérrez Maldonado, y el director de la Fuerza Civil, Jorge Luis Pescador, quienes aparecieron posando en fotografías del operativo.
Posteriormente, la tarde del jueves, se originó un enfrentamiento entre un grupo armado, aparentemente de la misma organización criminal, en la autopista Xalapa-Cardel, donde tras un fuerte operativo, los delincuentes huyeron, dejando abandonada una camioneta que fue decomisada.
Horas después, en la autopista La Tinaja-Cosamaloapan, una patrulla con tres elementos de la Fuerza Civil, de la región de Tierra Blanca, fue atacada por un convoy de unas 20 camionetas con sujetos armados, quienes persiguieron a los uniformados y en el kilómetro 17 los alcanzaron, matando a uno de los policías, y llevándose a los otros dos, pero no conformes con eso, incendiaron la patrulla. Luego, el comando atacó a balazos la delegación VIII de Seguridad Pública en Tierra Blanca.
El hecho provocó la llegada de decenas de patrullas de la misma corporación, de la SSP, Policía Federal, Sedena y la Marina, quienes desplegaron operativos, sin lograr la ubicación de los agresores.
Por la madrugada del viernes, en diversos puntos del puerto de Veracruz aparecieron lonas con mensajes de amenazas del grupo delictivo hacia los titulares de la SSP y la Fuerza Civil, donde los señalaron de proteger a delincuentes y haber ordenado una ejecución extrajudicial de los tres integrantes de su organización en el municipio de Misantla, a pesar de que los sujetos se entregaron.
Horas después, en el camino a la localidad Joachín, municipio de Tierra Blanca, las Fuerzas del Orden localizaron a un vehículo con sujetos armados, presuntamente del mismo grupo agresor, y tras una persecución llegaron hasta una casa de seguridad, donde se registró un nuevo enfrentamiento, que dejó cuatro delincuentes abatidos, y fueron asegurados cuatro camionetas, armas largas, municiones, chalecos y cascos antibalas, así como insignias de un grupo criminal.
El mismo viernes por la tarde, en respuesta, grupos criminales incendiaron varios tráileres en la carretera federal Córdoba-Veracruz, a la altura del kilómetro 35, en la localidad La Luz, en el municipio de Cuitláhuac, provocando terror entre la población.
Durante más de 3 horas, la circulación quedó cerrada, mientras bomberos de la zona controlaban los incendios de los vehículos.
En los operativos, una patrulla de la Fuerza Civil se accidentó, resultando heridos varios policías, mismos que fueron trasladados a hospitales de Córdoba, donde quedaron hospitalizados y con vigilancia policiaca.
Paralelamente, en los municipios de Córdoba, Fortín y Orizaba, se conoció el cierre de decenas de bares y cantinas por amenazas de hechos de violencia.
Al mismo tiempo en otras regiones como en Catemaco, también los delincuentes incendiaron un camión y bloquearon la carretera, mientras que en Jáltipan hicieron pintas de las siglas CJNG en varios autobuses, sembrando terror entre los pasajeros.
Cerca de las 21:00 horas un grupo armado atacó a los policías que permanecían de guardia afuera del Hospital Regional “Córdoba-Yanga”, dejando herido a un vendedor de tamales, vecino de la colonia La Sidra.
El nuevo hecho de violencia provocó el cierre del bulevar Córdoba-Peñuela y despliegue policial, sin que los delincuentes fueran localizados.
El recrudecimiento de la violencia provocó terror de la población y situaciones de psicosis, debido a la difusión de mensajes a través de las redes sociales, dando cuenta de la presencia de grupos armados en varios municipios de la región, y las constantes amenazas de los grupos delincuenciales.
Cabe señalar que en las redes sociales circuló un supuesto comunicado del grupo delincuencial, donde reta al gobierno para continuar con los enfrentamientos, señalando que este grupo, a diferencia de otros, no secuestra, ni mata a mujeres o niños, gente inocente, ni se mete con el pueblo, sino con sus grupos rivales, asegurando que hasta antes de su llegada al estado, se vivía una situación de violencia descontrolada.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Se reúne diputado y Regidor Tercero del Ayuntamiento, Gustavo Guzmán con ejidatarios de la Sierra del Gallego

*"Debemos trabajar unidos para resurgir y levantar el café en Veracruz, tenemos la tierra perfecta y sabiduría de nuestros campes...