miércoles, 6 de diciembre de 2017

Plagian a hijo de maestro jubilado en Atoyac.

Atoyac, Ver., 06 de diciembre.- Sujetos desconocidos privaron de la libertad al hijo de un profesor jubilado en Potrero Nuevo, a quien se llevaron en un vehículo la mañana de este miércoles, cuando se disponía a realizar unas compras.
Datos recabados indican que a eso de las 07:30 horas de este miércoles, la víctima salía de su casa, ubicada en la avenida Plan de Ayala y la calle Justo Sierra, de la colonia Guadalupe, en Potrero Nuevo.
Se trata de Aarón Gadsden Sánchez, de 49 años, hijo del maestro jubilado Evergisto Gadsden Márquez, de 75 años.
Aarón pretendía realizar unas compras a bordo de su motocicleta Italika, tipo 150, color gris con blanco, pero fue interceptado por desconocidos, quienes lo subieron a un automóvil y se lo llevaron.
Habitantes del lugar pidieron auxilio al servicio de emergencia 911, asegurando que sujetos desconocidos habían subido a una persona a un vehículo, para llevárselo, pero no alcanzaron a distinguir el tipo o marca del automóvil, ni el color o número de placas.
Elementos de la Dirección de Seguridad Pública Municipal, a bordo de las patrullas 03 y 1401, se trasladaron al lugar, donde se entrevistaron con el padre de la víctima, informándoles que les habían avisado de que a su hijo se lo llevaron unos sujetos en un coche, por lo que acudieron a buscarlo y a recoger la motocicleta, pero los delincuentes regresaron por ella.
Tras los hechos, se registró una intensa movilización de policías estatales, Fuerza Civil y Policía Ministerial, quienes desplegaron operativos que de nada sirvieron para ubicar a la víctima.
Más tarde, los familiares del secuestrado acudieron ante las autoridades de la Fiscalía para interponer una denuncia por los hechos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Se reúne diputado y Regidor Tercero del Ayuntamiento, Gustavo Guzmán con ejidatarios de la Sierra del Gallego

*"Debemos trabajar unidos para resurgir y levantar el café en Veracruz, tenemos la tierra perfecta y sabiduría de nuestros campes...